Disponemos de uno de los tratamientos más eficaces para luchar contra la flacidez y para conseguir reducir el volumen corporal a través de una serie de masajes que se realizan con una máquina pionera en este tipo de tratamientos conocida como LPG.

LPG es una técnica no quirúrgica basada en la mecanización del tejido conjuntivo que mediante un sistema de aspiración y dos rodillos, realiza un masaje profundo de la piel y tejido subcutáneo produciendo un drenaje del tejido graso, a la vez que estimula la micro circulación y las fibras elásticas de la piel.

Como consecuencia de este efecto aspirativo, se eliminan los “nudos” que tiran de la piel de naranja hacia dentro, amasando la piel, corrigiendo la flaccidez y produciendo una disminución de volumen. Se reduce la retención de líquidos, favoreciendo el funcionamiento de los sistemas venoso y linfático y una reducción del volumen corporal, así como una potenciación de la lipolisis (destrucción de la grasa) en los niveles más profundos, tanto en el hombre como en la mujer. Esta movilización de las estructuras conjuntivas facilita la homogeneización del tejido, favoreciendo la remodelación corporal y mejorando la silueta.

A nivel epidérmico, se produce una exfoliación que elimina las células muertas y le devuelve tersura, tonicidad, firmeza y brillo a la piel. Si quieres más información puedes llamar al y te ayudaremos a elegir el mejor tratamiento para mejorar la firmeza de la piel.

Tratamiento

Antes de comenzar el tratamiento hay que limpiar bien la zona. No requiere anestesia y para minimizar las molestias, se utiliza un sistema de frío que adormece y protege la piel del área de la lesión.

A la hora de realizar el tratamiento, éste dependerá del tipo de piel, de la extensión de la lesión y de la edad del paciente. Suelen realizarse entre tres y cuatro sesiones de unos 15 minutos para corregir una lesión. Las sesiones deben espaciarse unas cuatro semanas.

Al acabar la sesión, en la zona tratada se produce una sensación de acaloramiento y una pequeña inflamación que remiten al poco tiempo.

Resultados

Los resultados del tratamiento con láser de las lesiones vasculares son, en general, muy satisfactorios. En el caso de las pequeñas lesiones vasculares rojas (con un diámetro inferior a 1mm), con el láser de colorante pulsado-neodimio:YAG y la luz intensa pulsada se consiguen resultados muy buenos normalmente en tres sesiones. El resultado puede observarse a los pocos días con una disminución del calibre de las venitas y con la desaparición de algunas otras.

De todas formas, hay que tener en cuenta que son necesarias varias sesiones para ver los resultados definitivos ya que, por ejemplo, las venitas tardan varias semanas en reabsorberse.